Trastorno Alimenticios

Consecuencias de la anorexia

Depositphotos_2843608_l

La anorexia nerviosa es un trastorno alimenticio en el que la pérdida de peso puede producir graves consecuencias en el cuerpo.

La anorexia afecta a todo el organismo por la desnutrición que se produce. Hay que señalar que una de cada diez personas fallece por esta enfermedad, por eso se debe detectar y tratar lo antes posible.

De hecho es normal que la piel se vuelva frágil, amarillenta, seca y que incluso aparezca más vello de lo normal en zonas como los brazos. Por otra parte, la desnutrición puede producir una importante pérdida de cabello en la cabeza, amenorrea y otros problemas hormonales.

A nivel mental probablemente una persona anoréxica mostrará tristeza, mal humor, cansancio, falta de concentración y un rendimiento lento.

La falta de alimentos también puede hacer que se tenga una mayor sensación de frío. De todas formas si la anorexia no se trata a tiempo los huesos pueden resultar afectados, de hecho se puede perder estatura y sufrir osteoporosis. Además es probable que aparezca atrofia muscular y un mayor número de infecciones. En los casos más graves el corazón puede estar afectado, lo cual es sumamente peligroso.

Otro problema es el causado por los vómitos que provocan la aparición de caries, ya que el esmalte se ve afectado por los ácidos del estómago.

Es fundamental detectar la enfermedad a tiempo, sobre todo si observamos señales como una pérdida rápida de peso, una preocupación excesiva por la figura y el peso, hacer demasiado deporte, aislamiento, ir al  baño nada más acabar de comer o seguir dietas muy restrictivas.

En muchos casos la persona afectada negará su enfermedad, por eso es muy importante que contemos con ayuda profesional para que reconozca que tiene un problema serio. Los tratamientos para vencer la enfermedad son largos y requieren que toda la familia y el entorno más cercano se implique y colabore.