Trastorno Alimenticios

Consejos para controlar un apetito voraz

two sweet cakes filled with yellow and white cream in girl hands

Siempre bienvenidos, dime si no, aquellos consejos que nos ayuden a controlar esos ataques de apetito, que si bien no podemos calificar como trastornos alimenticios, si no se controlan o se reduce su frecuencia pueden ser antesala de alguno de ellos. Si bien no es fácil resistir, por ejemplo en invierno ante uno de esos deliciosos platos de comida casera con que nos esperan en nuestro hogar, he aquí algunas ideas para hacer frente a esta circunstancia…

Duerme bien

El acto de dormir parecer no estar directamente relacionado con la ingesta de alimentos, pero no es así: la falta de sueño conduce a un aumento en los “antojos” de alimentos en función de que la misma afecta a la melatonina, una hormona que incide directamente en dichos antojos.

Desayuna siempre

Lo he dicho hasta el cansancio y no me canso de enfatizar: el desayuno es la comida más importante del día  y no debe ser omitido, ya que repone los nutrientes perdidos durante la noche. Saltarse el desayuno disminuye los niveles de energía, hace que la sensación de hambre sea irresistible y te hace comer en exceso.

Elige comer poco y con más frecuencia

Es posible que tengas horarios agitados y sin el tiempo suficiente para comer, pero eso no es una excusa para saltarte las comidas, lo que conducirá a los antojos de alimentos y ayudar en la adición de peso poco saludable y acumulación de grasa. Opta por comer comidas pequeñas durante todo el día: ello te ayudará a mantener los niveles de azúcar en la sangre y controlar los antojos frecuentes.

Tengo más consejos para ti, los compartiré en los próximos días.