Consejos Terapéuticos

Consejos para después de comer

Glass teapot and tea cup

Siempre compartimos conceptos acerca de qué comer, cuándo y cómo hacerlo. Otras veces acerca de trastornos alimenticios y otras sobre propiedades de los alimentos, pero rara vez hablamos del después…

La propuesta de hoy es dedicar unos consejos precisamente a ese momento, cuando hemos colmado ya nuestro apetito y también los deseos de probar tal o cual sabor. Hayamos o no comido en exceso, vale la pena tomar nota de algunas consideraciones…

Algo de actividad después de comer

Lo ideal es una caminata, pero dentro de las posibilidades de cada uno, el consejo general es moverse por lo menos media hora. Es verdad que si tienes niños pequeños, no podrías -por ejemplo- sacarlos a caminar al frío después de cenar en pleno invierno; pero la idea es que puedas movilizarte un poco después de cenar, ya con ducharse o bañar a los peques o hacer cualquier cosa que requiera movimiento será suficiente.

Lo que nunca debes hacer es comer y acostarte a dormir de inmediato; esto vale para la noche y para la siesta post mediodía.

¿Té o café después de comer?

Soy consciente que ingreso en un tema polémico ya que esta es algo así como una pregunta clásica… ¿qué es lo más sano el té o el café?

En una respuesta rápida te diría que ni uno ni otro, que lo mejor es comer algo de fruta; pero es bien cierto que tanto el té como el café después de comer, son un hábito muy instaurado en nuestra cultura y es una pena porque no son tan recomendables en realidad.

Sin espíritu de promover alarma, es necesario advertir que cualquiera de la dos bebidas promueve aumento sobre el nivel de polifenoles y la consecuencia de esto es que ello dificulta la absorción de hierro por parte del cuerpo.

Ahora bien, aclaremos para que no haya confusiones: lo malo no es beber té o café, sino hacerlo inmediatamente después de comer. Lo que se recomienda en ambos casos, es  esperar unas dos horas.

¿La pregunta es cuál elegir? En el caso de tener que elegir entre las dos opciones, recomiendo que optes por el té ya que hablamos de una infusión que  facilita la digestión y satisface el deseo de comer algo dulce, cosa que evita que ingieras algo que aporte más calorías. Como beneficio adicional el té aporta antioxidantes que favorecen la renovación celular.