Consejos Terapéuticos

Consejos para las personas con alergia al huevo

Egg

Algunas personas, sobre todo niños menores de un año, pueden presentar alergia al huevo. Entre los síntomas más comunes se encuentran las reacciones cutáneas y los problemas gastrointestinales y respiratorios. Los alérgicos al huevo reaccionan sobre todo a la ingesta de la clara, aunque la yema también les afecta. El único tratamiento que existe es seguir una dieta estricta donde se evite comer huevo y otros alimentos que puedan contenerlo,

Alimentos que pueden contener huevo

Los productos de pastelería o bollería deben excluirse, así como pastas, fiambres, paté, helados, caramelos, flanes, quesos, gelatinas, sopas envasadas, margarinas y salsas.

También puede haber huevo en cereales para el desayuno, cafés cremosos y bebidas con alcohol como el vino y la cerveza.

El huevo puede estar presente como elemento secundario muy difícil de percibir cuando se utiliza como emulsionante, clarificador o abrillantador. Tenemos que tener cuidado si tras cocinar con huevo utilizamos los mismos útiles de cocina o el aceite donde previamente se haya cocinado algún plato con huevo.

Consejos prácticos

Si tenemos hijos pequeños es imprescindible decirlo tanto en el colegio como a las familias de sus amigos para que pueda seguir una dieta adecuada libre de huevo y de sus derivados.

A la hora de hacer la compra debemos leer las etiquetas de los alimentos. De hecho el huevo lo podemos encontrar con nombres como albúmina, coagulante, emulsificante, globulina, lecitina (E-322), livetina, lisozima, ovoalbúmina, ovomucina, ovomucoide, ovovitelina, vitelina (E-161b), luteína y pigmento amarillo.

El huevo puede estar oculto en productos de cosmética como jabones, champús, crema y geles de baño.

También ciertos medicamentos pueden contener derivados de huevo, así como las vacunas víricas cultivadas en embriones de pollo, aunque su riesgo de efectos adversos es reducido. Por ello, en el caso de los medicamentos, siempre es recomendable leer los prospectos y acudir al médico o al farmacéutico si tenemos alguna duda con algún medicamento.