Consejos Terapéuticos

Consejos prácticos para comer mejor

Heap of dried fruits and walnuts.

¿Es suficiente con tener en mente una especie de lista de aquellos alimentos que debes consumir con moderación?. Sin duda yo diría que es un buen comienzo, pero si nuestro objetivo es una vida más sana, con el fin de no tener que llegar a pensar cómo afrontar problemas terribles de salud vinculados a los excesos alimenticios, te invito a tomar nota de los siguientes consejos prácticos.

Están ordenados por grupos de alimentos, para ser bien claros y concretos.

Judías, nueces y semillas

Manténte lejos de sopas de frijoles o chile que contienen tocino, jamón u otras carnes altas en grasa. También evitar todos los frutos secos salados y semillas, así como los asados ricos ​​en aceites.

Carnes, aves y pescado

Elimina tanto como puedas, las carnes rojas con alto contenido de grasas saturadas y otros cortes grasos de carne: costillas, tocino, salchichas, embutidos, salami, mortadela y otras carnes envasadas, además de la mayoría de las hamburguesas. También evita en lo posible el pescado frito y la piel de la carne de aves de corral.

Frutas y Hortalizas

No te apresures…, no hablo de todas y tampoco de eliminar sino de evitar o reducir al mínimo los siguientes casos:  verduras y frutos  fritos, verduras con salsas de mantequilla, queso entero y frutas con nata o crema batida. Además, evite las bebidas de frutas y zumos de frutas con azúcar adicionada. Zumos de frutas frescas, algunas con piel como la manzana y la pera, sin azúcar adicionado son bien sanos, sin duda.

El exceso de sal

El consumo medio de sal  por persona se establece en 10-15 gramos al día, cuando la recomendación en todo el mundo se sitúa en un mínimo diario de  3 on4 gramos. Para reducir el consumo de sal a la mitad, limita la sal de mesa y evita las patatas fritas, nueces saladas y  los alimentos más preparados, enlatados y envasados.

Líquidos

Evita los refrescos, batidos, zumos de frutas y bebidas de frutas muy enriquecidas con aditamentos, azúcar y leche entera. Limita en gran medida o elimina totalmente la cafeína y las bebidas alcohólicas.