Consejos Terapéuticos

Conservación de alimentos, ventajas de la deshidratación

Conservación de alimentos, ventajas de la deshidratación. Como ya comentamos en un post anterior que te invito a releer, aprender a deshidratar alimentos no requiere posgrado en gastronomía especializado y es una técnica ancestral que vale la pena aprender. Frente a otros métodos modernos de conservación, como el enlatado y el congelado, la deshidratación plantea algunas ventajas interesantes que te invito a analizar juntos.

El proceso de enlatado requiere de ebullición intensa para destruir las posibles bacterias, proceso que además conlleva inevitablemente a eliminar muchos de los nutrientes naturales de la comida y además valiosas enzimas. En menor medida, la congelación también altera el contenido de los nutrientes, así como también finalmente rompe fibras estructurales de la comida.

En los hechos, al deshidratar las comidas, el contenido de humedad baja, y consigue mantener a raya a las bacterias, mohos, levaduras y  otras reacciones químicas naturales que “atacan” a los alimentos, logrando como consecuencia la mejor conservción de los nutrientes del alimento y mejorando, aún más, el sabor.

Actualmente, la tecnología aporta facilidades ya que son varios los modelos de deshidratadores de alimentos que están disponibles con chasis de plástico o de acero y de precios muy variados.

El costo inicial de la máquina palidece, créeme, en comparación con la cantidad de dinero que se ahorrarás por su uso, especialmente si tienes un jardín o huerta propias. En la imagen puedes ver uno de los muchos modelos disponibles en el mercado; te sugiero informarte más al respecto.

¿Te gustaría conocer las 10 notorias ventajas que significa deshidratar alimentos para conservarlos? Te invito a estar pendiente del próximo post.