Proteinas

Consumo del huevo

huevos1.thumbnail

El huevo ha generado muchos debates a lo largo de los años, debates relacionados con consumirlos  o no, cada cuanto, que si aumenta el colesterol, etc… Lo cierto es que el huevo es un alimento altamente nutritivo, y como todo, siempre que se consuma en el marco de la moderación seguirá siendo parte importante en nuestra mesa.

Y es que entre los muchos beneficios del huevo de gallina, encontramos su facilidad de preparar y combinar en nuestra dieta, pues el mismo se puede incluir como alimento principal, en ensaladas, pastas, postres, y de muchas más formas. Sus tres partes fundamentales son la cáscara, la yema y la clara.

Aunque la cáscara no se consuma, es de gran importancia para el huevo, ya que le protege y permite su respiración, pues tiene poros. Por ello, se deben seguir algunas medidas de higiene para evitar que a través de la cáscara se contamine el interior del huevo, por ejemplo, por microorganismos patógenos como la salmonella.

En cuanto al aporte nutritivo de la yema y la clara basta mencionar que en conjunto constituyen fuente de grasas saludables, proteínas, minerales y vitaminas, un promedio de 80 calorías por unidad. Hablando de cómo afecta nuestro organismo, positiva o negativamente, el huevo ha sido considerado un alimento perjudicial desde el punto de vista colesterol. Sin embargo, a través de diversos estudios, se ha demostrado que consumiendo el huevo en el marco de una alimentación saludable no debe haber temor de elevar el colesterol. Por el contrario, si la alimentación de grasas saturadas es alto si puede afectar los niveles de colesterol de forma negativa, pero es a raíz de esa relación grasas saturadas – insaturadas.

Recuerda que para su mejor conservación debes refrigerarlos y consumir solamente los que tengan cáscara muy limpia y sin rajaduras, y nunca está de más el recomedarte llevar un estilo de vida saludable que incluya dieta balanceada y ejercicio físico unas 3 o 4 veces a la semana. ;)