Trastorno Alimenticios

¿Cuáles son las causas de la obesidad?

Depositphotos_11245527_l

La obesidad es un problema con consecuencias graves para la salud y que está provocado por un exceso de alimentos calóricos y una vida sedentaria.

La obesidad puede derivar en problemas para la salud como diabetes, enfermedades cardiovasculares, trastornos digestivos, hipertensión e incluso una mayor tasa de mortalidad que aumenta a medida que el IMC se incrementa.

Las embarazadas además pueden sufrir infecciones urinarias, preeclamsia, partos difíciles, mayor posibilidad de realizar una cesárea y un aumento del tamaño del feto.

La obesidad continúa aumentando en los países más desarrollados, como España, donde la dieta mediterránea, la más sana del mundo, está siendo sustituida por un exceso de alimentos grasos de baja calidad y azúcares. Además, cada vez consumimos menos alimentos con fibra y con hidratos de carbono complejos, que son los que nos ayudan a sentirnos saciados de forma saludable.

Mucha gente atribuye sus problemas de peso a la herencia genética, pero, aunque puede ser la causa, en la mayoría de los casos es una consecuencia de una dieta inadecuada y con demasiadas calorías.

La falta de ejercicio, tanto en niños como en adultos, también puede ser uno de los motivos de la obesidad. Por eso tenemos que estar menos horas delante del ordenador y de la televisión y salir a caminar o practicar cualquier otra actividad.

Los factores psicológicos puede influir en la obesidad, sobre todo el estrés o una reacción frente a una situación emocional conflictiva, como un divorcio o la pérdida de un ser querido.

Prevención

Los hábitos de los niños respecto a la comida se crean en el ámbito familiar, por eso no debemos premiar o calmar a los más pequeños con comida, un error muy frecuente. En casa tenemos que promover el consumo de alimentos ricos en fibra y de calidad, como las legumbres, las verduras y las frutas. También hemos de reducir los alimentos grasos, las carnes rojas y los embutidos, dando preferencia al pescado como fuente de proteínas.

Es fundamental que todos desayunemos adecuadamente, ya que se ha demostrado que quienes no desayunan o lo hacen escasamente presentan un mayor índice de obesidad.

  • Pingback: Los supermercados empiezan a notar la crisis