Consejos Terapéuticos

Cuando las embarazadas comen fuera de casa (II)

ristorante

En nuestro post anterior, donde abríamos el tema, hacíamos referencia al primer caso de precaución: los productos del mar. Te invito a releerlo antes de seguir adelante ya que para hoy cambiamos de rubro por completo.

Cuidado con los brotes crudos de cualquier tipo

Pueden ser por ejemplo, los de alfalfa, trébol y rábano. Las bacterias pueden entrar en el brote de las semillas a través de grietas en la cáscara antes de que crezcan los brotes. Una vez que esto ocurre, estas bacterias son casi imposibles de lavar. Compruebe especialmente su no inclusión en sándwiches y ensaladas. A menudo pueden contener brotes crudos. Solicita especialmente que éstos  no se añadan a tu comida.

Si no estás segura de las condiciones de higiene elige jugos envasados

Si bien es mucho mejor que optes por  jugos recién exprimidos, cuando estás en casa o en un lugar cuyas condiciones de higiene te resultan de cinfianza, cuando estás fuera las precauciones son otras. En algunos bares de jugos, por ejemplo, puede que la fruta no esté pasteurizada o tratada de  modo correcto para garantizar tu seguridad. Como en este caso no se requieren las etiquetas de advertencia, no tienes como comprobar las condiciones correctas y entonces, es preferible que las mujeres embarazadas y niños pequeños eviten en lo posible, el consumo de  jugos no pasteurizados.