Proteinas

Cuida tu memoria

cuida-tu-memoria

Sin el menor género de dudas a todos nos ha pasado. Sólo recordamos olores, sensaciones o momentos importantes de nuestra vida, el resto se va quedando en el olvido. Si es digno de olvidar perfecto pero si no te acuerdas de lo que desayunaste ayer vamos mal. La memoria también merece nuestra atención.

Y podemos conseguir que funcione mucho mejor a través de la dieta. Entre otras cosas porque las células que la forman necesitan una serie de nutrientes fundamentales para crecer con fuerza. Aparte de los ejercicios de memoria habituales podemos mejorar añadiendo elementos muy fáciles de encontrar en el supermercado.

Intenta que tu aperitivo se componga de nueces, anacardos (máximo 8 unidades, así evitamos engordar) o pipas de girasol y calabaza (éstas además son perfectas para la próstata). Estos nutrientes poseen Omega 3, fósforo y magnesio, combinación perfecta para proteger a nuestro cerebro del más mínimo problema.

Los huevos, las sardinas y el jamón serrano también ayudan por su aporte de grasas beneficiosas y resto de vitaminas. Los cítricos y las verduras en general (sobre todo las de hojas verdes) son grandes colaboradoras en evitar nuestro deterioro mental.

Todo con medida nada con exceso. Cambia un poco tu dieta y lograrás acordarte de quién es ese que ves en el espejo.