Hidratos

Cuídate comiendo pasta

Assortment of pasta with fresh ingredients

La pasta es un alimento muy completo, fácil de preparar y que nos llena de energía saludable. La pasta se elabora a partir de harina de trigo que se mezcla con agua y sal.

Existen muchos tipos de pasta, aunque la más consumida sea la seca también podemos encontrar en el mercado pasta fresca, con huevo, integral, rellena, con verduras…

La pasta nos permite sentirnos llenos de energía gracias a su contenido en hidratos de carbono complejos, los más saludables y necesarios para un correcto funcionamiento del organismo. Desde hace un tiempo está de moda restringir la ingesta de hidratos de carbono, un error, porque incluso las personas que están a dieta para perder peso deben consumirlos, aunque de forma moderada y acompañándolos de alimentos poco calóricos.

Una ración de pasta de ochenta gramos contiene unas 300 calorías. Si le añadimos unas verduras o un poco de jamón o atún sin aceite tendremos un plato muy completo y adecuado, siempre y cuando no echemos quesos grasos ni nata u otras salsas industriales. Esta opción también es válida para quienes sufren diabetes, especialmente si es integral y la preparan de forma ligera y en cantidad moderada. La pasta incluso se recomienda para las personas con colesterol, ya que no aporta casi grasas.

En cuanto a los nutrientes, la pasta además de hidratos nos aporta fibra, sobre todo si es integral, y algunos minerales y vitaminas. La fibra nos ayuda a sentirnos saciados, por eso es recomendable si vigilamos nuestro peso.

En cuanto a las personas celíacas pueden encontrar en el mercado pasta elaborada con arroz o maíz, aunque son más caras que las elaboradas con trigo. Los deportistas se benefician de la pasta porque les ayuda a mantener un nivel óptimo de energía.

A la hora de cocinar la pasta es mejor que no quede muy blanda, ya que así es más saludable porque los hidratos de carbono se liberan poco a poco en la sangre y tendremos más energía.