Consejos Terapéuticos

Cúrcuma, para la mejora de la circulación

turmeric, curcuma

La cúrcuma es un alimento muy recomendable para aliviar dolores, y favorecer la eliminación de las toxinas y actúa como antiinflamatorio. Por eso este alimento es muy recomendable para las personas con problemas de artritis y ayuda en la circulación de la sangre.

La cúrcuma es un alimento procedente de la India, es uno de los componentes del famoso curry que tanto se usa en los guisos de la gastronomía India. Es una especie herbácea que puede llegar al metro de altura, sus hojas son de tamaño ancho de forma ovalada o lanceolada y de un color verde más bien claro. Su floración se produce en la época veraniega y su tallo subterráneo se utiliza como condimento y estimulante medicinal. Su sabor es sobretodo un poco amargo y un tanto picante, su olor es fresco parecido al jengibre.

La cúrcuma es sobretodo un antiinflamatorio natural actúa como un preventivo de la artritis reumatoide y de la osteoporosis. También favorece el rendimiento del hígado protegiéndolo de las toxinas. Para los diabéticos es fundamental porque reduce los niveles de glucosa.

La cúrcuma además también suele utilizarse en cosmética casera para tratar diversas afecciones contra el acné mezclando media cucharada de cúrcuma con media cucharada de polvo de sándalo mas un poquito de agua puedes formar una masa un tanto espesa que aplicándola sobre la piel elimina el acné.

Su modo de consumo más habitual es en polvo, en casi todos los países se consume en polvo como especie pero también se puede encontrar en extracto o incluso en cápsulas.