Verduras

Da un toque de sabor utilizando alcaparras

Jar Of Capers

Las alcaparras en realidad son el capullo de la flor de la alcaparrera, un pequeño arbusto que procede de Asia, aunque se utilizan mucho en la cocina mediterránea.

Las alcaparras tienen un sabor muy característico, un poco amargo, y combinan muy bien con carnes, pescados y pastas. Se trata de uno de los encurtidos más sabrosos y de hecho las alcaparras se utilizan sobre todo para preparar diferentes salsas, como la tártara que también lleva pepinillos, hierbas y mayonesa.

Las alcaparras ejercen una acción diurética y depurativa que nos ayuda a eliminar toxinas del organismo. Además contienen flavonoides que contribuyen a mejorar la circulación de la sangre y tienen una beneficiosa acción antioxidante. Su contenido en fibra nos ayuda a reducir el colesterol y a mejorar el tránsito intestinal.

De todas formas suelen tener bastante sal al tratarse de un encurtido, por ello quienes sufran hipertensión o retención de líquidos deben evitar su consumo.

Las alcaparras son ricas en agua y apenas contienen grasas y calorías, por lo que pueden ser un buen condimento para los pescados, sobre todo el salmón,  si queremos prepararlos de forma ligera y mantener un peso correcto. Con el pollo quedan muy bien y además podemos tomar alcaparras como aperitivo, ya que engordan bastante menos que las aceitunas, aunque a primera vista se parezcan un poco.

Si preparamos salsas o las ponemos como ingrediente en ciertos platos, debemos tener en cuenta su sabor intenso, por lo que es mejor utilizar sólo una pequeña cantidad. Asimismo podemos potenciar el sabor de algunas verduras y ensaladas añadiendo alcaparras.

A la hora de comprarlas debemos saber que la calidad de las alcaparras aumenta a medida que son más pequeñas, por lo que su precio es mayor. Y por último debemos saber que una vez que abramos un bote de alcaparras debemos conservarlo siempre en la nevera.