Consejos Terapéuticos

Demasiado ocupados para comer bien

Late for Work Stressed Couple Checking Time in Kitchen.

Hemos escuchado o dicho esta expresión muchas veces: con la agitada vida de hoy, o con el pluriempleo, quienes trabajan y estudian (o además atienden las labores de su hogar) saben bien de qué estoy hablando. Si tienes horas de trabajo o estudio  largas e irregulares, puede que no tengas el tiempo para comer bien, o incluso comer en absoluto.

En vez de saltarte comidas, comer comida rápida en tu coche o comer comida chatarra en una máquina expendedora en el trabajo, lo mejor sería cargar “combustible” sano a tu cuerpo y alimentarte con comida saludable organizándose de tal modo que incluso las personas muy ocupadas puedan disfrutar.

Ideas rápidas y saludables para el desayuno

Olvídate de donas, galletas con grasa,  salchichas etc. Te propongo empezar el día con un desayuno que es rápido y sano en su lugar. Comienza por hacer los huevos duros por adelantado, y los comes a la mañana siguiente junto con fruta o una tostada de grano entero. La noche anterior, haces un sándwich con pan integral y si no puedes detenerte a comer o has dormido demasiado, llévalo contigo en camino hacia tu actividad diaria. Ten siempre a mano un yogur  bajo en grasa y algún fruto seco. Todo saludable y a punto para resolver esa “emergencia” matinal.

Almuerzos y cenas rápidas y saludables

Las comidas saludables no tienen por qué ser complicadas o tomar un montón de tiempo para prepararse. Sé simple, y  cocina a la parrilla o al horno un poco de pescado o pollo vapor o saltea algunas verduras con  patatas dulces.

Otra opción es tener un “set” de recetas sencillas para microondas, por ejemplo algunas recetas con pollo para el microndas.

Otros consejos para ahorrar tiempo

Prepara los alimentos antes de tiempo, cocina los fines de semana y haz más porciones para comer durante la semana. Utiliza el frigorífico y congela algunos paquetes de porciones individuales para llevar contigo al trabajo o estudio.