Trastorno Alimenticios

Deporte y trastornos alimenticios

Female doing dumbbell curls

Los y las atletas tienden a ser personas altamente competitivas y disciplinadas que hacen todo lo posible para sobresalir en sus deportes. Este tipo de personalidad se combina con las expectativas de los compañeros de equipo y entrenadores, y todo ese escenario, no los protege de ser víctimas de un riesgo mayor:  desarrollar un trastorno de la alimentación como cualquier persona promedio.

¿Quiénes están más expuestos?

Los atletas que compiten en deportes que enfatizan la apariencia o que requieren velocidad, ligereza, agilidad y rapidez se encuentran en mayor riesgo de desarrollar un trastorno de la alimentación que los deportistas que juegan en equipo,  o que los  atletas en los deportes que requieren de una buena masa muscular y buen volumen.

¿Cuáles son las situaciones más frecuentes?

Los trastornos alimenticios son más comunes en los atletas que participan en los siguientes deportes:

  • Danza ballet y otras
  • Patinaje artístico
  • Gimnasia
  • Natación
  • Remo
  • Carreras de caballos
  • Lucha

Sé que es difícil de creer en el caso de algunos deportes de los antes nombrados, pero te aseguro que las estadísticas revelan que así es.

Tanto los hombres como las mujeres son susceptibles a padecer trastornos de la alimentación, aunque un mayor porcentaje de trastornos de la alimentación se diagnostica notoriamente en las mujeres.

Los tres trastornos alimentarios más comunes que se encuentran en los deportistas son:

  •      Anorexia nerviosa
  •      Bulimia
  •      Hacer ejercicio compulsivo

Más allá de lo obvio, las nuevas amenazas para un atleta con un trastorno de la alimentación pasan por las consecuencias del estrés extremo colocado sobre el cuerpo. La misma práctica de auto inanición, purgas o ejercicio obsesivo tiene un efecto negativo sobre el rendimiento. El proceso de atracones y las purgas resulta en la pérdida de los niveles de potasio que puede causar debilidad extrema, así como ritmos cardíacos peligrosos, condiciones a veces mortales.