Hidratos

Dieta baja en azúcar

Sugar

Las personas que padecen diabetes o con niveles altos de azúcar en la sangre deben seguir una dieta adecuada para evitar las consecuencias de un exceso de azúcar. Lo más importante en la dieta es saber cuántos carbohidratos se consume en la comida, aunque también se debe controlar las proteínas y las grasas, que influyen asimismo en el nivel de azúcar. El objetivo es buscar el equilibrio siguiendo una dieta adecuada y evitar el sedentarismo, factores que influyen en los niveles de glucosa.

En general debemos tomar alimentos como cereales, legumbres, verduras y hortalizas, evitando en lo posible las grasas y los dulces.

Qué comer para reducir el azúcar

Podemos tomar hasta seis raciones al día de alimentos como los cereales, el pan, las legumbres, el arroz, la pasta y por supuesto las verduras, sobre todo las que tienen almidón. Además estos alimentos se caracterizan por ser más sanos debido a su contenido en vitaminas, minerales, fibra y carbohidratos saludables. Si podemos elegir, tomaremos alimentos integrales porque son ricos en fibra.

En cuanto a las verduras las tomaremos preferiblemente frescas o congeladas sin salsas, únicamente aliñándolas con un poco de aceite de oliva. Podemos comer entre tres y cinco raciones de verduras como lechuga, espinacas, zanahorias o pimientos. Las frutas cítricas son las más recomendables, aunque no debemos beber zumos envasados por su elevado aporte en azúcares.

La leche, el yogur y el queso siempre serán desnatados o bajos en grasas y elegiremos las carnes más magras, preferiblemente el pollo y el pavo evitando la piel.

Alimentos perjudiciales

Debemos evitar los alimentos grasos como el queso, la nata y la mantequilla. Tampoco debemos tomar bebidas alcohólicas, ya que suben considerablemente el nivel de azúcar en la sangre.

Por último, debemos controlar los postres. Sólo debemos comer pequeñas raciones y siempre que no contengan azúcar, la cual ha debido ser sustituida por edulcorantes permitidos.