Consejos Terapéuticos

Dieta de compensación

Healthy diet

Antes o después de una cena o una comida navideña podemos seguir unas pautas para compensar el exceso de calorías y grasas. De esta forma controlaremos el peso y nuestro cuerpo se recuperará de los excesos y las molestias.

A la hora del desayuno nada mejor que evitar los alimentos dulces y decantarnos por leche o yogur, pan con aceite y fruta. Es un desayuno completo que evitará que lleguemos a la comida con un exceso de hambre.

Si vamos a cenar fuerte tenemos que hacer la comida del mediodía ligera, por lo que conviene elegir alimentos como caldos o cremas, verduras, ensaladas y pescados, cocinados al vapor o a la plancha. Antes de acudir a una cena podemos tomar un yogur líquido para que no lleguemos con el estómago vacío.

Si ya hemos hecho una comida o una cena copiosa debemos tomar en las siguientes comidas alimentos depurativos, como por ejemplo, endibias, alcachofas, berenjena, infusiones,  espárragos, manzana o pera. También después de una comida fuerte podemos compensar el exceso cenando sólo un yogur y un poco de fruta.

Durante la comida o cena también es posible seguir unos consejos. Por ejemplo, si tomamos un plato muy graso podemos acompañarlo de ensalada y después tomar fruta y no dulces.

En caso de haber ingerido demasiado alcohol lo mejor es aumentar la ingesta de líquidos para volver a hidratarnos. Por ello podemos tomar mucha agua, zumos naturales, infusiones, caldos sin grasas, bebidas isotónicas y algunos alimentos como almendras y lácteos, que nos ayudarán a recuperarnos.

Es importante que los días previos o posteriores a comidas o cenas fuertes evitemos picar, sobre todo dulces.

Además, es aconsejable realizar ejercicio, como caminar a paso ligero o hacer un poco de bicicleta, para compensar los excesos navideños.