Frutas

Dieta de la limonada

Pitcher of cool lemonade with glass on table

Hemos escuchado de muchas dietas a través de los años, pero hoy sacamos a flote a la dieta del limón o de la limonada, que si bien no es tan nueva, ha vuelto a las conversaciones de muchas personas interesadas en el tema.

La idea es aprender bien de qué se trata y compartir un pequeño análisis acerca de la misma.

Una fresca limonada

La dieta de la limonada ha estado presente alrededor de los interesados por más de 50 años. Su popularidad se disparó en realidad hace algunos años atrás cuando la conocida artista Beyonce anunció que había perdido 9 kg en poco tiempo, siguiendo la misma.

Pero no sólo se trata de perder peso, a esta dieta también se la conoce como un programa de desintoxicación y el ayuno, que en cierta forma y bajo supervisión profesional sería bien aconsejable en algunos casos. Como una de sus consecuencias es la pérdida de kilos, es que ahora está también se la está considerado como un plan rápido de pérdida de peso.

¿De qué se trata en pocas líneas?

El plan extremo incluye la toma de una determinada mezcla de zumo de limón, y no comer ningún alimento, por hasta dos semanas. Por supuesto, la pérdida de peso es inevitable cuando se deja de comer y se beben muy pocas calorías.

Pero como señalaba, está claro que sin supervisión médica y limitando la dieta a un extremo como el antes descrito,  este tipo de dieta también puede ser peligrosa para tu salud. Los nutricionistas señalan con acierto, que esta dieta limpiadora carece de todos los nutrientes esenciales: calorías, vitaminas, minerales, proteínas, carbohidratos, fibra y grasa.

En los Estados Unidos, a la receta de zumo original, se le zuma el muy conocido zumo de arce, que aporta lo suyo a la preparación inicial, afortunadamente.

Por este motivo, la verdadera dieta debería incluir esas tomas de zumo de limón que por cierto son bien saludables, a las que deben sumarse otros alimentos. No intentes realizarla (soy enfática en ello), sin supervisión profesional.