Consejos TerapéuticosFrutas

Dieta de la sandía

dieta-de-la-sandia

Resulta conocido por todos la proliferación de dietas milagro que sólo conllevan un serio riesgo para la salud. La que hoy os comentamos ha de hacerse, siempre, bajo control médico y huye de las tomas de un único alimento.

La sandía es una de las frutas más beneficiosas para nuestro organismo. Es diurética, antioxidante, anticancerígena, reduce el colesterol y tiene una gran cantidad de vitaminas A y C. También nos aporta betacarotenos y potasio.

Cada 100 gramos nos aportan 32 calorías por lo que se convierte tanto la ingesta en entero como en zumo (sin azúcar) en un alimento fundamental tanto para la hidratación corporal como para mantener la salud de una forma fácil.

La idea de esta dieta es favorecernos de sus efectos tomando más cantidad. Es decir, haremos un desayuno con una infusión o café con leche desnatada, 2 galletas integrales, un yogur y una rodaja de sandía. A media mañana tomaremos otra rodaja de esta fruta.

Para almorzar optaremos por la carne o el pescado a la plancha acompañados de verduras al vapor. 1 yogur sería el postre ideal. Volveremos a tomar sandía para la merienda. En la cena sería mejor optar por el pescado a la plancha, el yogur y una ensalada con una cucharada de aceite y vinagre al gusto.

Con este aumento en la ingesta de sandía lograremos nuestro objetivo de perder más peso del habitual. Si conocéis los efectos reales de esta dieta no dudéis en comentárnoslos.