Consejos Terapéuticos

Dieta del Sirope de Savia

Las dietas son el tema del momento ya que el verano deja a la vista prácticamente todo nuestro cuerpo y estar en forma es una cuestión de urgencia, cuando debería ser más de salud que de estética. En fin, una de las dietas de las que más se habla en este momento (y no por ser nueva precisamente) es la dieta del Sirope.

En este caso suelen definirla también como una especie de cura depurativa, por lo que vale la pena conocer un poco más de qué se trata. Como decíamos antes son muchas las personas que alrededor del mundo eligen esta dieta para desintoxicar su organismo, reducir su peso corporal o simplemente sentirse bien. Existe un convencimiento generalizado de que el beneficio no sólo se produce a nivel físico, sino que también sirve para purificar, elevar, potenciar la capacidad mental y equilibrar las emociones.

Cuidado: existen contraindicaciones importantes, y como hablamos de la ingestión de un producto hay que ser cuidadoso: no se debe administrar este producto a mujeres embarazadas o lactando, a personas diabéticas, insulino-dependientes, o a quienes padezcan depresión profunda.

Según afirma la dieta, en los tres primeros días el organismo hará uso de las reservas almacenadas en forma de glucógeno (azúcar simple) especialmente en la sangre y el hígado; luego de ese lapso se espera que el organismo comience a eliminar toxinas y a reducir sus reservas de grasas depositadas por todo el cuerpo.

Como beneficios adicionales, se destaca que habrá mejoras en la piel, mejoras en las alergias (si las hubieran) y un aumento de las defensas en general, entre otras valoraciones positivas.

Si bien la duración del tratamiento es variable, una recomendación estándar es que por lo menos se realice por siete a diez días. En pocas palabras la idea es sustituir una comida al día (preferiblemente el desayuno o la cena) por la ingesta de Sirope de savia, prolongando este hábito por unos tres meses para observar resultados.

La mencionada Savia contiene todos los nutrientes vitales que uno necesita durante el ayuno y no debe prepararse de cualquier manera, sino que debe mezclarse con zumo de limón natural y una pizca de pimienta picante llamada cayena (“cayenne”).

Te recomiendo informarte con mayor profundidad y enfáticamente sugiero que consultes con tu médico antes de decidirte por esta propuesta; es muy importante estar seguro que no afectará tu salud.

Imagen: jardineria Fuente: biomanantial