Consejos Terapéuticos

Dieta y flexibilidad

dieta-y-flexibilidad.thumbnail

Si tienes problemas con tus articulaciones o bien no eres demasiado flexible toma nota de estos alimentos que te ayudarán a combatir este problema.

El salmón, gracias al Omega 3, ayuda muchísimo a paliar los dolores en las articulaciones y así evitamos, tras la práctica deportiva, los desagradables pinchazos tan típicos al haber forzado la máquina demasiado.

El curry, el gengibre y la cebolla son también importantes. El primero de ellos aumenta la densidad ósea. El gengibre palia las inflamaciones y la cebolla mejora la circulación sanguínea y el tejido conectivo.

El trigo sarraceno es otro de los alimentos que nos aportan flavonoides que mejoran la absorción de calcio. El aceite de oliva virgen extra también nos ayuda a lubricar las articulaciones.

Por lo tanto olvídate de la comida basura, los fritos o las grasas saturadas que sólo sirven para oxidar las células. Cuando se pueda cambia la carne por el pescado e intenta no abusar de los lácteos.