Consejos Terapéuticos

Diferencia entre fecha de caducidad y consumo preferente

Supermarket. Shelfs with food

Todos los alimentos y productos perecederos que adquirimos deben llevar por ley la fecha de caducidad, un concepto que debemos distinguir de la fecha de consumo preferente.

La diferencia más importante entre fecha de caducidad y consumo preferente es que la caducidad se refiere a condiciones de seguridad, mientras que la de consumo preferente se refiere a valores de calidad.

En todo caso nunca debemos consumir un producto que haya superado la fecha de caducidad por el riesgo que puede suponer que se encuentre en mal estado o estropeado.

Fecha de caducidad

La fecha de caducidad es obligatoria para los productos muy perecederos donde puede existir riesgo microbiológico. Esto sucede en el caso de las carnes, especialmente cuando está picada, y los pescados crudos y frescos, ya que tienen una corta duración y puede haber bacterias patógenas peligrosas para la salud.

Si vemos que un producto está a punto de caducar podemos congelarlo, sobre todo en el caso de la carne y el pescado, aunque una vez descongelados debemos consumirlos como mucho en las 24 horas siguientes y cocinarlos bien para que no se queden crudos.

Consumo preferente

En cuanto a la fecha de consumo preferente aparece en los productos que duran más y que son estables, como el caso del aceite, el chocolate, la pasta y el arroz. En el momento que haya pasado la fecha el alimento puede que pierda alguna de sus propiedades en cuanto a sabor, aroma, textura, color… aunque no existe riesgo microbiológico.

Por tanto los productos que indiquen “consumir preferentemente antes de” se pueden consumir después de la fecha indicada sin riesgo para la salud, aunque sí con pérdida de calidad.

Es fundamental además que en el caso del consumo preferente hagamos caso a las indicaciones del tipo “una vez abierto consumir en un máximo de X días”