Consejos Terapéuticos

¿Cuál es la diferencia entre sopa y guisado?

Ambos términos te resultan muy familiares, lo sé. Ya en puertas del otoño, o en un par de meses cuando el frío haga de las suyas, estas dos propuestas gastronómicas retoman su popularidad en el hogar. Pero.. ¿tienes clara la diferencia entre ellas?

La confusión

La diferencia entre la sopa y un guisado o guiso liviano puede ser confusa y algunos platos se denominan ya sea d eun modo y otro, según el cocinero.

Hay algunos platos que se pueden hacer de ambas maneras, como una sopa o un guiso, dependiendo de la cantidad de líquido que se permita en el plato del comensal.

Mientras que los dos tipos de alimentos pueden parecer similares, existen algunas maneras de diferenciar entre ellos.

Las diferencias

En primer lugar, la mayoría de las sopas son más “delgadas” o “livianas” en comparación a los guisos propieamente dichos, siempre hablando en términos de espesor.

En segundo lugar, los guisados casi siempre se sirven calientes, mientras que algunas sopas se pueden servir caliente o frías.

En  tercer término, queda claro que los guisados son típicamente cocidos a fuego lento en comparación con las sopas que se pueden preparar con bastante rapidez y se calientan igualmente , dependiendo de la receta.

Una de las diferencias más importantes entre la sopa y guisado es el grosor. En comparación con los otros, las sopas son consideradas delgados, mientras que los guisos se asume que son espesos. Una sopa  como tal, es básicamente, cualquier combinación de pasta, carne o verduras cocidas en un líquido. La mayoría de las sopas tienen como  ingredientes típicos varias tazas de agua o algún tipo de caldo, aunque  es también posible hacer sopas utilizando leche o incluso zumos de frutas.