Hidratos

Diferencias entre el azúcar blanco y el azúcar moreno

Depositphotos_28257123_l

A veces pensamos que se trata de dos tipos de azúcar muy diferentes, pero veamos cuáles son realmente las características de cada uno.

El azúcar, que está compuesta por sacarosa, está presente en muchas plantas de la naturaleza y se obtiene especialmente de la caña de azúcar y de la remolacha azucarera.

Tanto en el azúcar blanco como en el moreno el principal componente son los hidratos de carbono simples, aunque el azúcar moreno contiene un poco más de agua y de micronutrientes al no estar refinado como el azúcar blanco. De hecho el azúcar moreno se obtiene directamente de la caña de azúcar, mientras que el azúcar blanco se somete además a un proceso de refinamiento. El azúcar moreno tiene un sabor más fuerte si lo comparamos con el blanco. En cuanto al número de calorías, ambos tipos de azúcar engordan casi igual, ya que la diferencia es mínima.

La única diferencia remarcable sería el sabor. En la mayoría de los casos lo que se hace es añadir al azúcar blanco extracto de melaza para darle un color más oscuro. La melaza añadida le proporciona determinados minerales como potasio, hierro, magnesio y calcio, que no están presentes en el azúcar blanco. De todas formas hay que señalar que estos minerales se encuentran en muy poca cantidad en el azúcar moreno, por lo que no debemos pensar que se trata de un alimento más sano.

El azúcar proporciona una energía de 4 calorías por gramo, por lo que una cucharadita de 4 gramos de azúcar contiene unas 16 calorías. Además el azúcar se absorbe rápidamente, por eso nos aporta energía al momento pero luego puede hacernos sentir más cansados. El exceso de azúcar se transforma en grasa, de ahí que engordemos si abusamos.

Es importante que independientemente del tipo de azúcar que tomemos moderemos la cantidad para evitar problemas como las caries, la obesidad y la diabetes.