Consejos Terapéuticos

Distintas clases de levaduras

Dough making

A veces nos desorientamos en esto de elegir la levadura correcta. La mayoría de las veces las recetas no aclaran demasiado y cuando vamos a la tienda, nos encontramos con muchos tipos de levadura diferentes y ahí nos quedamos pensando…, en qué es lo que corresponde para la receta que queremos hacer.

Vamos a aprender un poco acerca de las más comúnmente utilizadas…

Levadura de pan de máquina

Esta levadura es la misma que la levadura instantánea. Cabe precisar que la  levadura instantánea es importante para su uso en máquinas de pan, ya que no requiere la re-hidratación o disolución en un líquido antes de ser añadida a una receta. Debido a que esta forma de levadura es tan altamente activo, sólo requiere una cantidad justa, que será suficiente para su uso en una máquina de pan. En algunos países se ve el etiquetado de levadura instantánea como “levadura de pan máquina“, lo que hace que sea más fácil para los consumidores la elección de la levadura correcta a utilizar en sus máquinas de pan.

Levadura fresca

La levadura fresca se vende en forma comprimida o en trozos como una especie de “pastel”.  Una desventaja de este tipo de levadura, es que es muy perecedera, debe mantenerse siempre refrigerada y debe usarse como máximo dentro de un par de semanas después de la compra. Para utilizar la levadura fresca, debe disolverse en un líquido antes de añadirla a una receta. Por ejemplo si quieres saber cómo hacer un buen pan casero (es decir uno amasado con tus propias manos), esa será una excelente oportunidad para probar este tipo de levadura.

La levadura fresca debe ser  puesta a prueba antes de cada uso. Para la prueba de levadura, disolver en agua tibia y agregar una pizca de azúcar. Si la levadura no empieza a hacer espuma dentro de 5  a 10 minutos, es que ya no está activa y no debe ser utilizada.

Levadura instantánea

La levadura instantánea es la forma más activa de levadura comercialmente disponible. Esta levadura no requiere ser disuelta en un líquido antes de añadirse a una receta y a menudo sólo requiere un aumento. Esta forma de la levadura es muy estable y se puede almacenar en un contenedor seco, a temperatura ambiente, hasta la fecha de caducidad. La levadura instantánea se vende a menudo en sobres o frascos pequeños.