Consejos Terapéuticos

El ácido fólico

el-acido-folico.thumbnail

El ácido fólico se trata de un nutriente calificado entre las vitaminas del complejo B y descubierta en el año 1941. Es una sustancia que colabora con las enzimas facilitando las tareas de éstas. Con ausencia del ácido fólico la división de las células no podría llevarse a cabo.

Es importante para la prevención de deficiencias de nacimiento en el cerebro y esencial para el desarrollo del sistema nervioso de los fetos. En virtud de esto, es de suma importancia que se preste gran atención a la ingesta de cantidades acordes del ácido fólico antes del embarazo y en el transcurso de las primeras semanas de gestación. Estudios establecen que las mujeres con escaso consumo de ácido fólico tienen más posibilidades de dar a luz un bebé prematuro o de bajo peso al nacer.

En las personas adultas la deficiencia de ácido fólico está estrechamente vinculada con inconvenientes como osteoporosis, depresión y arteriosclerosis. Es sabido también que este importante ácido colabora con la reducción de concentraciones de la sustancia conocida como “homocisteína”, que puede llegar a dañar las arterias y fomentar así cualquier tipo de problemas cardíacos.

El ácido fólico lo encontramos principalmente en los vegetales de hojas verdes, los granos integrales, el hígado, cítricos y nueces. Existen también algunas sustancias que interfieren con su utilización: medicamentos anticonvulsivos y el alcohol. Otro punto a considerar es que el ácido fólico se destruye con el excesivo calor, por lo que al cocinar los alimentos mayor tiempo del necesario disminuye su cantidad. Así que, personas en general y sobre todo embarazadas: ¡a tomar ácido fólico!

 

  • Pingback: Receta de crema de plátanos | Blog Recetas