Consejos Terapéuticos

¿El ajo puede combatir el colesterol?

Garlic on the wooden table

En caso de que te estés preguntando cómo bajar el colesterol naturalmente,  es decir controlando la dieta y haciendo ejercicio, no puedes dejar de leer esta post, para ser consciente de cómo ajo puede llegar a ayudarte en ese propósito y en qué medida colaborará a equilibrar tus niveles de colesterol.

Desde la botánica

El ajo  es universalmente conocido, pero nunca está demás citar su nombre científico para que estemos bien seguros de haber identificado este vegetal: estamos hablando del Allium sativum, una planta muy relacionada con el puerro y la cebolla. Es reconocido por su olor característico, que también le ha valido ser apodado con el nombre de “la rosa maloliente.” El ajo tiene una variedad de propósitos útiles, pero el que más lo distingue sin duda es el uso gastronómico, ya que posee un sabor que se suma en forma armónica a una variedad de recetas, como por ejemplo el caso de un riquísimo pollo al ajo y perejil.

¿Cómo funciona realmente contra el colesterol?

El ajo es uno de los suplementos más ampliamente aconsejados cuando se trata de reducir la sal, procurar bajos niveles de colesterol y no comprometer el sabor. La pregunta es…  ¿funciona para esos propósitos? Vamos respondiendo por partes…

La mayoría de los estudios de investigación con participación de animales y seres humanos indican que el ajo puede reducir los niveles de colesterol. En la mayoría de los estudios en los que los resultados fueron satisfactorios, los sujetos consumían apenas un medio o un gramo de ajo por día.

Hay datos por sexo: el ajo reduce los niveles de colesterol total y triglicéridos hasta en 20 mg / dl en el hombre y algo menos en la mujer. Ahora bien: en el caso del colesterol LDL (colesterol “malo”) los niveles fueron de muy modesta bajada mientras que el colesterol HDL (colesterol “bueno”) no se vio afectado por la administración de ajo.

¿Cuánto hay que comer?

Las capacidades de reducción del colesterol por inclusión de ajo en la dieta  parecen ser dependiente de la dosis. Es decir, más ajo tomes, mayor será el nivel de colesterol que bajará. En los pocos estudios que examinaron los efectos a largo plazo de colesterol, parece que el efecto de reducción del colesterol de ajo puede ser sólo temporal.