Verduras

El brócoli

el-brocoli.thumbnail

Si bien se trata de un alimento conocido por la mayoría de la gente, también hay que destacar que el brócoli no suele ser consumido en grandes cantidades o al menos significativas a pesar de las muy buenas aportaciones que tiene para el organismo humano, especialmente a través de la liberación de algunas vitaminas y otros elementos esenciales para el mismo.

Hay que remarcar que dentro de la conformación biológica que posee el brócoli, se encuentran varios aspectos en común con la coliflor, con la única diferencia destacable de que este último es de color blanco y no verde como el primero. Están bien definidas las hojas, el tallo comestible y las hojas del mismo, al menos en el momento de su producción.

Ya en cuanto a lo que hace referencia al consumo que se le da en la mayor parte del mundo, podemos afirmar que esta planta ha adquirido gran notoriedad especialmente como aperitivo antes de comidas más importantes o incluso acompañando distintos tipos de carnes, tanto rojas como blancas. Si bien, suele ser ingerido tras hervirlo, tampoco es mala idea hacerlo naturalmente, ya que conserva aún más sus propiedades.

Entre las propiedades que puede servir al cuerpo humano, no podemos dejar de mencionar sus altísimas aportaciones en vitaminas del tipo A, C y E, además de buenas cantidades de fibra soluble, que ayuda a la buena digestión del alimento. Normalmente el brócoli tiene una mejor producción en las estaciones de primavera y otoño, no siendo buenos los extremos fríos ni cálidos para la misma.