Grasas

El consumo del aceite de girasol

aceitegirasol.thumbnail

¿Has escuchado de los muchos beneficios que el aceite de girasol aporta a nuestro organismo?

Este aceite, extraído de las semillas de girasol, contiene grasas insaturadas, cardiosaludables y es una gran fuente de vitamina E, por lo que se le considera también un antioxidante muy potente.

Claro, generalmente escuchamos de las maravillas del aceite de oliva, pero el de girasol también contiene muchos nutrientes y aporta grandes beneficios, por ejemplo, reduciendo el riesgo de problemas cardiovasculares y circulatorios. También se le recomienda a las personas que sufren de arteriosclerosis, ya que ayuda a drenar las acumulaciones del colesterol en los tejidos, por lo que las paredes arteriales se mantienen limpias.

Aunque para disfrutar totalmente de los beneficios de este aceite se debe consumir sin refinar, ya que, como hemos hablado anteriormente, el proceso de refinamiento elimina muchos de los nutrientes de los alimentos, especialmente en este caso. Así mismo, recomiendan que se consuma en frío, como aderezo para ensaladas, por ejemplo, ya que no soporta bien las temperaturas.

Por último, gracias a su propiedad antioxidante, resulta muy atractivo incluirlo en nuestra dieta continuamente, y recuerda que la vitamina E es conocida también como la vitamina de la belleza, por lo que otro beneficio será una piel bella y tersa.