Grasas

El mazapán, un dulce tradicional en navidad

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El mazapán es un dulce típico de la navidad y que se elabora con almendras y azúcar. Se cree que fueron los árabes quienes lo introdujeron en España y es en Toledo donde más se consume y produce.

En el mercado podemos encontrar diferentes variedades de dulces que utilizan el mazapán, como los huesos de santo y los panellets de Cataluña. De todas formas el mazapán más valorado es el de Toledo. La elaboración de los mazapanes en esta zona cuentan con Indicación Geográfica Protegida e indica que los fabricantes siguen parámetros similares en el proceso de elaboración, es decir, que muelen la almendra y el azúcar en frío en molinos de piedra, lo que les aporta a todos los productos una textura parecida.

En el auténtico Mazapán de Toledo las almendras tienen que ser el principal ingrediente de la masa del mazapán y deben representar por lo menos la mitad del peso total del producto. Asimismo, los frutos utilizados han de ser de la variedad dulce, y deben contener como mínimo un 50% de materias grasas.

Las presentaciones se consiguen mediante un proceso de batido o moldeado manual o mecánico de la masas del mazapán, seguido de horneado o cocción, hasta obtener el aspecto requerido en cada caso. Puede ser que la masa contenga un relleno o esté recubierta de otros productos de confiterías.

Las presentaciones tradicionales del mazapán de Toledo son: mazapán con relleno, mazapán recubierto, figuritas de mazapán, anguilas, delicias de mazapán, marquesas, empiñonadas, pasteles yema, pasteles gloria y pasta para sopa de almendra.

El mazapán, aunque está muy rico, se debe consumir con mucha moderación porque es muy calórico, aunque las grasas que nos aporta son saludables porque proceden de los frutos secos. También es rico en hidratos de carbono que proceden de las almendras y del azúcar que se le añade, de ahí su sabor dulce y acentuado. Entre los micronutrientes que nos aporta cabe señalar el potasio, el magnesio, el fósforo y el calcio.