Lacteos

El queso Feta, nociones básicas

queso-feta-nociones-basicas.thumbnail

Probablemente lo habrás degustado más de una vez y conozcas ya el sabor de este mágico queso que proviene de Grecia. España es un país de quesos, con muchas variedades y denominaciones de origen, pero también en Grecia saben, y mucho, de este alimento fantástico.

Queso de fuerte sabor, quizás sólo parecido al de la Serranía de Ronda que emborran en cenizas, le da a todos los platos una pincelada de distinción bastante acertada. El queso se hace con la cuajada de la leche de oveja, por norma general.

Pero también se le añade algo de cabra y luego se mete en salmuera, ese sabor ácido proviene de este tratamiento. Dependiendo de la zona del país que se visite se puede comprar feta hecho de vaca también.

Feta significa pieza o parte, se denominó así porque, lógicamente, es como más se usa. Siempre en dados, en ensaladas o mezclado de alguna forma le da a todos los platos una distinción digna de mencionar.

Se cocina en tartas también consiguiendo un sabor magnífico. Hoy en día es fácil conseguir queso Feta en España, aunque hecho en Alcobendas (con todos mis respetos) se parece bastante al original. Es más o menos como la sobrasada en el resto de España y en Mallorca. El sabor es parecido pero no es el mismo exactamente.

Os damos dos ideas para tomar esta delicia. Podéis preparar una ensalada con lechuga, nueces, feta y miel. Aliñáis normalmente y os chuparéis los dedos. Otra más fácil. Pasta filo, rellenáis de Feta y cerráis, horneáis y a chuparse los dedos.