Proteinas

El rape, un pescado bajo en grasas

Italy, Sicily, Portopalo, a big angler fish (Lophius piscatorius)

El rape es un pescado blanco o magro que nos aporta muy poca grasa y que es muy sano. El rape además destaca por su textura y su sabor, y es muy fácil de comer porque tiene muy pocas espinas.

Características del rape

Aunque existen muchos peces denominados rape, las dos especies más consumidas son el rape blanco y el rape rojizo, disponibles en el mercado todo el año. En el rape destaca su cabeza grande y aplanada, con una boca muy ancha, y un cuerpo que se va estrechando.

El rape es un pescado blanco muy sabroso, con una piel gruesa y nutricionalmente muy valorado. Su precio suele ser elevado, aunque es un pescado ideal para los niños, ya que es fácil de comer porque sus lomos no tienen espinas.

El rape es uno de los pescados más valorados en la cocina y del que se aprovecha todo, por ejemplo con la cabeza se preparan guisos, caldos y fondos de pescado.

El rape lo podemos cocinar de muchas formas: en salsa verde, a la parrilla, en zarzuela, en sopas, asado, con arroz, con salsa de almendras, con grelos, con salsa de setas, etc.  Si queremos congelar el rape debemos separar la cabeza y la cola, y limpiarlo bien sin que queden vísceras.

Propiedades

El rape es un pescado blanco, es decir poco graso y con pocas calorías. De hecho una ración de 100 gramos de rape apenas supera las 85 calorías. Tiene un sabor delicioso y es un pescado muy rico en proteínas de alto valor biológico que nos ayudan a obtener muchos aminoácidos esenciales.

El rape también es rico en vitaminas, especialmente del grupo B, como el ácido fólico, y minerales tan importantes como el hierro, el fósforo, el magnesio y el potasio. Este pescado es rico en calcio, muy beneficioso para el correcto funcionamiento de los músculos y los huesos.