Consejos Terapéuticos

El sesamo

el-sesamo.thumbnail

Se trata de una planta cultivada principalmente en la India y la mayor parte de África, aunque su origen en realidad está en América y llegó allí gracias a la gran cantidad de esclavos que viajaban con ese rumbo y utilizaban las semillas, llamadas ajonjolí, para hacer más espesas las preparaciones que realizaban. Hoy en día sus usos en la cocina internacional son muy variados.

Entre los mismos podemos destacar a grandes rasgos su utilización en los comunes panes para hamburguesas o especialmente en los últimos años, sus semillas, que se han vuelto imprescindible para la elaboración de algunos tipos de aceites, imposibles de obtener con otros métodos e ingredientes convencionales. También se ha difundido la producción de dulces en base al sésamo.

En cuanto a sus prestaciones para el organismo humano, hay que destacar de este fruto seco sus elevadas cantidades de proteínas y metionina, uno de los más importantes aminoácidos que existen. En cuanto a las grasas, posee importantes cantidades de ella, pero de las “buenas”, por lo que su ingesta moderada contribuye a reducir el colesterol de la persona.

También es muy buena su contribución en cuanto al calcio, hierro y zinc que aporta a quien lo consume. Aporta vitaminas del tipo B y E en medidas aceptables y además se ha descubierto en el último tiempo que ayuda a prevenir la impotencia masculina. En Asia, el consumo de sésamo se ha extendido de tal forma que es común comprarlo en las calles, en forma de alguno de sus derivados.

 

  • magdalenasaldaaangulo

    personalmente he comprobado las propiedades maravillosas del ajonjolí, la linaza y otros vegetales. No hay duda, que Dios en su plan original de alimentación para el ser humano dispuso que nos alimentemos sólo con vegetales. “Que tu alimento sea tu medicina y tu medicina sea tu alimento” ¡vamos compruébelo”