Consejos Terapéuticos

El té verde, ¿tan beneficioso como parece?

el-te-verde-tan-beneficioso-como-parece-159x250

Mucho hemos leído sobre los múltiples beneficios del té verde para la salud. A estas alturas nadie niega su poder antioxidante o su acción para potenciar la disolución de las grasas acumuladas. También se ha comentado su poder anticancerígeno pero últimamente los científicos no se ponen de acuerdo en este extremo.

Tras una serie de estudios a nivel internacional, en los que muchos enfermos de cáncer tomaban té verde para prevenir una recaída, un grupo de científicos se ha puesto manos a la obra para confirmar, o desmentir, la validez de este argumento.

La lectura de cerca de cincuenta estudios no les ha dejado ningún resquicio positivo. Han concluído que  “tomar té verde es beneficioso para la salud en general pero no se ha podido demostrar su valor anticancerígeno. Es más, puede ser perjudicial para el cáncer de pancreas o para todos los relacionados con el sistema digestivo”.

Es cierto que los polifenoles que contiene el té verde pueden llegar a parar el avance de un tumor pero no que evite su aparición. Queremos aclarar esta idea porque aunque es una bebida saludable no vemos bien que muchos enfermos piensen que van a evitar padecer un cáncer por beberlo.

Aunque, según apuntan, todo es cuestión de tiempo y es muy probable que, analizando las estadísticas de países orientales en los que no hay demasiados casos de cáncer, se llegue a la conclusión de que es una bebida con efectos altamente positivos para la salud.