Consejos Terapéuticos

¿Engorda la pasta?

Macaroni

La pasta es uno de los alimentos que más se consumen en el mundo por su versatilidad en la cocina y facilidad de preparación. La pasta es un producto muy completo que creemos que engorda, pero ¿es verdad?

Características de la pasta

La pasta es rica en nutrientes y se compone de trigo, un cereal muy sano imprescindible en la dieta. La pasta se compone en su mayoría de hidratos de carbono y en menor medida de proteínas. Apenas contiene grasa, tan solo un 1%, y sí nos aporta fibra, sodio, calcio, hierro, fósforo, potasio, vitamina B1, vitamina B2 y niacina.

El gluten es la proteína de la pasta y es el elemento que le da consistencia y elasticidad a la masa. Por ello las personas celiacas no pueden tomar este alimento.

La pasta no tiene colesterol ni triglicéridos, y si la tomamos con un poco de aceite de oliva todo son beneficios. La pasta además es fácil de digerir.

Tomar pasta de forma sana

La pasta en sí no engorda en exceso, el problema aparece según la acompañemos. Lo ideal es utilizar un poco de aceite de oliva y algunas verduras a la plancha, como calabacín, espinacas, berenjena, alcachofas, tomate natural… También podemos echarle una cucharada de queso rallado bajo en grasas, pero siempre controlando la cantidad. Una buena idea es condimentar la pasta con hierbas como orégano o pimienta, que aportan sabor y no engordan,

Si queremos cuidar el peso debemos evitar utilizar salsas muy calóricas como las que contienen nata, mantequilla o quesos grasos. También las pastas rellenas engordan más, por lo que nos decantaremos por las normales.

Una ración de pasta en un adulto puede ser de unos cien gramos, que aporta unas 350 calorías. Si estamos a dieta reduciremos la  ingesta a ochenta gramos y la tomaremos sólo una vez a la semana, nunca por la noche, mejor a la hora de comer y como plato único o acompañada de una ensalada. En este caso prepararemos la pasta con verduras o carne magra picada y preferiblemente sin queso.