Grasas

¿Engordan todas las grasas por igual?

Butter or Olive Oil

Todas las grasas engordan, ya que el número de calorías que contienen es bastante similar. La diferencia radica en que unas son más sanas que otras.

Las grasas saludables, como las que contiene el aceite de oliva, engordan igual que la mantequilla, por eso aunque tenemos que consumirlas cada día debemos hacerlo con moderación.

El exceso de grasas en la dieta repercute en el cómputo de calorías y hace que ganemos peso. De hecho, como máximo debemos consumir en la dieta un 30% de calorías procedentes de las grasas. Un gramo de lípidos nos aporta 9 kcal procedan de donde procedan.

Los ácidos grasos saturados, los más perjudiciales para la salud, se caracterizan por permanecer sólidos a temperatura ambiente y ser más estables a altas temperaturas. Los ácidos grasos saturados y las grasas trans que encontramos en productos de origen animal, bollería, mantequilla, margarina y platos preparados suben el colesterol malo y perjudican al corazón, por lo que debemos limitar su consumo en lo posible.

Por otra parte los ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, los más saludables, son líquidos a temperatura ambiente y también menos estables. Los ácidos monoinsaturados y poliinsaturados, como los que están presentes en el aceite de oliva, el pescado y los frutos secos nos ayudan a controlar el colesterol, por lo que son muy recomendables. Hemos de tener en cuenta que cualquier aceite contiene las mismas calorías y que no influye si lo tomamos crudo o frito.

De todas formas el aceite de oliva es sin duda el mejor para el organismo, por lo que le daremos preferencia a la hora de cocinar o aliñar alimentos.

Por tanto, debemos seleccionar el tipo de grasas que ingerimos, controlando la cantidad y decantándonos por los alimentos ricos en ácidos grasos monoinsaturados y poliinsaturados, ya que nos ayudan a prevenir las enfermedades cardiovasculares.