Consejos Terapéuticos

Espárragos en la cena de San Valentín

white aspargus with sauce

Créeme que es más que una buena idea estar informado acerca de los alimentos y el día de San Valentín. En particular, y en el propósito de acercarte algunos tips para reavivar la pasión, pienso en la potencialidad de los alimentos afrodisíacos en relación a esta fecha.

Si bien algunos de ellos descansan ese potencial en viejos mitos, o por ser reconocidos desde hace muchos años como alimentos simplemente “sugerentes”, otros son portadores de compuestos químicos o sustancias que ejercen determinados efectos sobre nuestro organismo y “prometen” (a su manera)  momentos de sexualidad intensa y plena

Alimentos sugerentes

Sin rodeos, quedémonos sólo con las imágenes, con el sabor, con la presencia de cualquiera de estos alimentos en “esos” momentos tan especiales: el chocolate, las uvas, algunas ostras y por qué no algunas aceitunas…

 ¿Por qué Esparragos?

Un herbolario Inglés del siglo 17, Nicholas Culpepper, escribió que el espárrago “despierta la lujuria en el hombre y la mujer.” En la Francia de la antigüedad, los novios se servían tres platos de estas “lanzas sexy” en sus cenas prenupciales. Al parecer, por una buena razón científica que hoy tenemos mejor determinada: el espárrago es una gran fuente de potasio, fibra, vitamina B6, vitaminas A y C, tiamina y ácido fólico. Este último es famoso por su potencial de aumentar la producción de histamina necesaria para la capacidad de alcanzar el orgasmo en ambos sexos.