Consejos Terapéuticos

Fechas de vencimiento en los alimentos envasados

Nutrition Label

Hoy abordaré un tema al que no siempre se le concede la necesaria importancia y sobre el que te aconsejo comenzar a prestar atención: las etiquetas de los alimentos envasados.

Es importante prestarles la debida atención al momento de compra fundamentalmente por dos aspectos: la fecha de vencimiento o expiración del producto (es decir hasta cuándo lo podemos consumir) y el contenido nutricional del mismo (aporte calórico, aporte de tal o cual nutriente o ausencia de alguno).

¿Cuáles son los parámetros habituales?

En relación al primero de los aspectos, aunque en algunos países no hay requisitos legales obligatorios para la datación de los alimentos, muchos fabricantes suelen  etiquetar sus alimentos con dos datos muy especiales: un “vender hasta” o un “usar antes de“. El significado de estas fechas puede ser confuso o engañoso si no se entienden completamente.

¿Qué significa “vender hasta”?

Muchos de los alimentos frescos o preparados envasados se marcan con una etiqueta que marca claramente que puede estar a la “venta por” la fecha especificada. Esto debe ser tomado como una guía que indica el tiempo que el mismo mantiene sus condiciones óptimas antes de que la calidad se deteriore.

La mayoría de los productos generalmente se pueden consumir con seguridad hasta después de esta fecha (en ese sentido los fabricantes se cubren), pero pueden comenzar a perder sabor o apariencia visual. En un esfuerzo por mantener productos de excelente calidad en el estante, las tiendas  generalmente tratan de extraer los alimentos que se encuentran cercanos o en el período de su fecha límite.

¿Qué significa “usar antes de”?

Esta fecha marca el período de óptimo consumo, es una señal más directa al consumidor pues no importa cuándo lo haya comprado, sólo se puede usar hasta “ese” día. Esta fecha debe respetarse con más rigurosidad aún que la anterior.

En suma: prestar atención a estos dos datos evitará que cometas errores demasiado graves  que podrían costar caro a tu salud o a la de tu familia.