Trastorno Alimenticios

Fibrosis quística y nutrición (III)

peques

Continuando el tema comenzado en el primer y segundo post dedicado a este tema, te invito a conocer mejor las necesidades nutricionales y específicas de quienes padecen esta enfermedad. Además de más calorías, los niños con FQ tienen unas necesidades nutricionales concretas para ayudarles a prosperar, vamos a reseñarlas sintéticamente:

  • Calcio. Los pacientes con insuficiencia pancreática tienen dificultad para absorber calcio y están especialmente en riesgo de desarrollar osteoporosis (huesos débiles y quebradizos), al igual que todos los niños con FQ. Los productos lácteos son buenas fuentes de calcio (y  algunas variedades de grasa también son buenas fuentes de grasa y calorías). Existen en el mercado también muchos jugos fortificados con calcio, que mucho gustan a nuestros peques.
  • Los ácidos grasos esenciales. Los pacientes con fibrosis quística han alterado los niveles de ácidos grasos en plasma. ¿Dónde hallarlos? Se encuentra en aceites vegetales, aceite de cártamo, soya y aceites, que ayudan en la construcción de membranas celulares, lo que puede determinar un vuelco positivo contundente en la función pulmonar. Se sugiere que los pacientes con FQ tratar de incorporar más ácidos grasos omega 3 en su dieta, que se puede lograr a través  de fuentes de alimentos, o con suplementos. El salmón, las semillas de lino y las nueces son excelentes fuentes alimenticias de ácidos grasos omega 3. Antes de dar tu hijo en cualquier suplementos de venta libre, consulta sí o sí, a tu dietista o a tu médico.