Lacteos

Fórmulas de leche infantil y la dermatitis atópica

formulas-de-leche-infantil-y-la-dermatitis-atopica

Se ha descubierto según nos cuentan los especialistas que el fraccionamiento de las proteínas provoca la disminución del potencial alergénico de las leches para lactantes. El eczema, también conocido como la dermatitis atópica, puede que sea uno de los primeros signos de alergia a lo largo de los primeros días de vida del niño.

Una de las tantas hipótesis dice que se da por el retraso en el desarrollo del sistema inmune, aunque en la actualidad su causa es aún desconocida. Algunos investigadores alemanes han realizado estudios durante más de tres años de duración, los cuales han analizado a más de 2.200 bebés con diferentes historias familiares de alergias.

En estas investigaciones, mas conocida como “German Infant Nutritional Intervention” o bien GINI, sus siglas en idioma inglés, se ha conocido que las fórmulas infantiles que contienen caseína, o proteína láctea, hidrolizada provoca una reducción en la aparición y en el desarrollo del eczema hasta llegar a un 33%.

Las proteínas de la leche más utilizada en la elaboración de las fórmulas infantiles, o sea la leche de vaca, son las más alérgicas que hay en la etapa de la infancia. Según parece, este potencial negativo se reduce en caso de que el nutriente se rompa (se hidroliza) durante la elaboración industrial de las leches infantiles realizadas para los más pequeños.

Se ha confirmado, según un estudio alemán publicado hace algún tiempo, que el riesgo de dermatitis atópica podría llegar a reducirse gracias a una intervención nutricional echa en los niños con riesgo alto de atopia.