Frutas

Fresas, una de las frutas más esperadas

Depositphotos_1143876_original

Las fresas ya han llegado a nuestra mesa, por lo que es el momento de disfrutar de su delicioso sabor y sus vitaminas.

Podemos preparar las fresas solas o con un poco de azúcar, aunque también se utilizan para hacer macedonia, tartas, mermelada, zumos y otros postres. Las fresas con nata son uno de los postres más típicos, aunque debemos recordar que la nata nos aporta grasas poco saludables, por lo que no conviene tomarlas de esta manera.

Las fresas en sí son muy ligeras porque contienen pocas calorías. Además son ricas en fibra que nos ayuda a mejorar el tránsito intestinal y a bajar el colesterol, por eso están recomendadas en personas con enfermedades cardiovasculares o problemas de peso. En general las personas diabéticas pueden tomar fresas porque toleran bastante bien sus azúcares.

Las fresas son ricas en vitaminas que ejercen una beneficiosa acción antioxidante en el organismo, ya que ayudan a prevenir el envejecimiento y a reforzar el sistema inmunitario.  Las vitaminas que encontramos en mayor proporción en las fresas son la vitamina C, la vitamina E y los flavonoides.

En cuanto a los minerales, las fresas nos aportan potasio al tiempo que contienen poco sodio, por lo que son muy sanas.

Las personas con gota o con hipertensión pueden tomar fresas porque tienen una acción diurética que les beneficia. En casos de anemia también son aconsejables, ya que la vitamina C contribuye a una mejor absorción del hierro.

Las fresas son muy fáciles de comer, tan solo hemos de lavarlas bien y partirlas si son muy grandes, por eso es una de las frutas favoritas de los niños, quienes sin duda se benefician de sus vitaminas y minerales que les ayudan a crecer. De todas formas algunos niños pueden tener alergia a las fresas, sobre todo los más pequeños, por eso debemos introducirlas en la dieta poco a poco para ver si las toleran adecuadamente.