Frutas

Frutas, Snacks con frutas

Consumir snacks con frutas, es una excelente opción y los motivos para alentarte a hacerlo son muchas buenas razones, la mayoría de ellas vinculadas a mejorar tus hábitos de alimentación.

Lamentablemente, en los últimos años, el concepto de “snack” está asociado a comidas portables, que sirven para paliar el hambre como una ingesta rápida y cómoda -hasta aquí vamos bien-  y en general bocaditos nada sanos, en los que abundan la grasa y las harinas combinadas.

Pero ta invito a una nueva mirada, partiendo de la base de que las frutas cortadas son un muy buen bocadillo. Trata de cortarlas tú mismo o compra paquetes de pre-corte de piezas de frutas como piñas, melones o sandías. O bien, ensaya tus propias combinaciones de frutos frescos enteros como fresas o  uvas.

Pensar en frutas secas también es buena idea ya que ellas son una excelente merienda. Son fáciles de transportar y de guardar bien. Como están secas, ¼ de taza equivale a ½ taza de otras frutas.

Guarda un paquete de frutas secas en tu escritorio o bolso. Entre las frutas que se venden secas encontramos los damascos, manzanas, piñas, plátanos, cerezas, higos, dátiles, arándanos, ciruelas pasas (ciruelas secas), y las pasas (uvas secas).

Como aperitivo, te invito a probar mantequilla de maní sobre rebanadas de manzana o  mejor aún: un yogur natural sin grasa o bajo en grasa con frutas o rodajas de kiwi. ¿Lo “más” del verano? Barras de zumo congelado (zumo 100% natural) es otra alternativa  saludable para evitar las meriendas altas en grasa.

Imagen: habamaya