Verduras

Habas, muy apetecibles y sanas

lima beans on fork

Las habas son unas legumbres con múltiples beneficios para la salud y que además están muy ricas. En los últimos años se recomienda su consumo en personas con problemas de colesterol elevado o en casos de enfermedades cardíacas.

Cómo tomar las habas

Podemos tomar las habas mezclándolas con un poco de jamón o lomo de cerdo, lo que les aporta mucho sabor. También se pueden preparar con huevo, a la catalana, gambas, morcilla o como ingrediente en la elaboración de cremas de verduras.

Aunque son típicas de la primavera, podemos seguir disfrutando de las habas en otoño y en invierno si las adquirimos congeladas, ya que mantienen todas sus propiedades nutritivas. En la época de habas frescas las podemos conservar durante tres o cuatro días en la nevera o en un lugar fresco y seco.

Propiedades de las habas

Las habas pueden tomarse frescas o secas. Las habas contienen casi un 80% de agua, por lo que nos ayudan a mantenernos hidratados.

Las habas destacan por su capacidad para reducir el colesterol malo. Esto es posible gracias a su contenido en fibra que atrapa y elimina del organismo el exceso de grasas que obtenemos a través de los alimentos. Además las habas contienen lecitina que ayuda a desplazar el colesterol que intenta depositarse en las paredes arteriales para formar placas.

Además las habas son ricas en vitamina B9, magnesio, vitamina B, potasio, fósforo, hidratos de carbono, vitamina C, hierro, proteínas, cinc y vitamina B3. Otros nutrientes que nos aportan son: vitamina B6, vitamina B2, calcio, selenio, ácidos grasos poliinsaturados, yodo, vitamina E, vitamina A, sodio, ácidos grasos monoinsaturados y ácidos grasos saturados.

Su contenido en hierro nos hace más resistentes ante ciertas enfermedades, ya que  refuerza nuestras defensas frente a los microorganismos y previene estados de cansancio o anemia.

También las habas son ricas en proteínas, por lo que nos ayudan a un correcto crecimiento y desarrollo de nuestro organismo.