Hidratos

Hidratos de carbono, claves para conocerlos más

Baking ingredients

Los hidratos de carbono son los nutrientes que proporcionan la mayor parte de las calorías en la dieta de una persona. Se trata en realidad de una gran familia de  nutrientes  que vale la pena conocer.

¿Qué alimentos componen esta “familia”?

Para empezar alguien muy familiar: hablamos de varios tipos de azúcar, tal como azúcar de mesa o sacarosa, la fructosa (azúcar de las frutas) y la lactosa o azúcar de la leche.

Pero también se suman el almidón, que se encuentra en los granos y ciertos vegetales (tales como la patata), así como la fibra dietética, que se encuentra principalmente en verduras, frutas y los granos enteros.

¿Son todos iguales?

No todos los carbohidratos (o hidratos de carbono) son iguales. Los hidratos de carbono de los alimentos enteros, sin procesar y son nutrientes que se digieren más lentamente, ayudando a que el nivel de energía o de azúcar en sangre pueda permanecer más estable.

Pero existen también los llamados hidratos de carbono procesados, también llamados carbohidratos blancos, que sólo aportan calorías vacías.

Los granos refinados

Los granos refinados son los granos enteros que son procesados ​​y despojados de su fibra y nutrientes. Cualquier cosa hecha con granos refinados o harina blanca se considera un carbohidrato blanco y tiene poco valor nutricional.

La mayoría de los cereales para el desayuno, panecillos, pan blanco, bollos, barras de granola, pasta blanca, arroz blanco, blanco pan de pita, tortillas y galletas todos caben en la categoría de los hidratos de carbono blanco.

El consejo es tratar de sustituir estos alimentos por su versión integral para obtener más nutrientes y fibra de estos carbohidratos y menos aporte calórico.

Existen otros hidratos de carbono que ingeridos correctamente o en las combinaciones más saludables, son más que aconsejables para incluir en tu dieta; tal el caso de la patata blanca, a la que dedicaremos otro post esta misma semana.