Frutas

Higos, nutritivos y muy ricos

Fruits figs

Los higos y las brevas proceden de la higuera y nos aportan muchos nutrientes y energía. También podemos encontrar higos secos en el mercado, pero estos son más calóricos.  

Se trata de una de las frutas más ricas, ya que su pulpa de color rojizo tiene una textura única y fuerte sabor dulce que no deja indiferente a nadie. Los países mediterráneos, como España, son los que más higos producen, ya que tienen el clima adecuado.

Los higos nos aportan hidratos de carbono y azúcares, por lo que las personas con sobrepeso o diabetes deben limitar su ingesta, ya que una ración de cien gramos nos aporta unas 70 calorías. Por el contrario las personas que realizan trabajos físicos o los deportistas pueden beneficiarse de su energía.

A los niños suele gustarles bastante esta fruta, tanto por su sabor como por su facilidad para comerla, por lo que podemos incluirlo como parte de su dieta.

Los higos destacan especialmente por su elevado contenido en fibra, lo que los convierte en una opción perfecta para acelerar el tránsito intestinal. La fibra es recomendable también para reducir el nivel de colesterol en sangre.

Asimismo nos aportan vitamina C, pro-vitamina A, potasio, magnesio, fósforo y calcio y ejercen una beneficiosa acción antioxidante en el organismo que puede ayudarnos a prevenir ciertas enfermedades.

Además de como postre o tentempié, los higos se pueden utilizar para preparar mermelada, licores, salsas, como relleno de buñuelos o como ingrediente en las ensaladas. Uno de los dulces más conocidos es el pan de higo, muy rico en calorías, aunque delicioso.

En el caso de los higos secos, que están disponibles todo el año, las calorías aumentan bastante, así como el contenido en fibra y calcio, que es mayor.

Además, se cree que los higos poseen una acción antiinflamatoria, depurativa, expectorante, emoliente y calmante.