Consejos Terapéuticos

¿Hojas de té o té en saquitos?

Two teacups on fire background.

Nada como el placer de beber un buen té. El clima frío ya está aquí, y si me aceptas un buen consejo te lo doy: antes de encender la chimenea (si tienes el privilegio de tener una en casa), elige con cuidado el té que tomarás, busca tu mejor loza y regálate unos minutos de paz.

¿Té de hojas o sacos de té?

Lo primero que tienes que decidir es si quieres té de hoja suelta o bolsas de té. Ahora bien, aunque tu primera reacción podría ser la de ir a por el más fácil (el saco de té) quizá quieras pensarlo un poco más y considerar la opción de hoja suelta.

 Cabe aclarar que por sacos de té,  nos referimos a lo genérico que podemos comprar en la tienda, no las bolsitas de té que se pueden encontrar en tiendas de té de especialidades que se componen de té de hojas sueltas.

 Ventajas de la opción de hojas sueltas

Las bolsitas comerciales de té se llenan con polvo de té y virutas pequeñas de té. No es difícil asumir que que una amplia mayoría de fabricantes de  la industria del té no utilizan para los sacos el té de la mejor calidad y que para éstos últimos se reserva precisamente la hoja suelta. De hecho, las bolsas de té se llenan sobre todo con los tés de calidad inferior y lo que queda del procesamiento de otros tés. En en esta razón que se fundamenta el hecho de que los sacos de té suelen ser más baratos que el té de hojas sueltas.

Para obtener una buena taza de té, las hojas de té también necesitan espacio para expandirse y está claro que esto no es posible a partir de una pequeña bolsa de té estrecha que no permite que esto suceda.

La razón principal por la que aconsejo elegir tés de hojas sueltas sobre bolsas de té sin embargo, es que las hojas de té tienen ciertas propiedades químicas y aceites esenciales en los que ayuda a crear una taza de sabor de té. Cuando las hojas de té están rotas o en polvo, estos aceites tienden a evaporarse y terminas con poco o ningún sabor en tu taza.