Verduras

Importancia de las vitaminas, parte III

Vegetables market

Finalizando con la serie sobre la importancia de las vitaminas, hablemos ahora de cuáles están contenidas en el grupo de las hidrosolubles.

– Vitamina C: también posee función antioxidante, al igual que la A.  Es necesaria para la producción de colágeno, por lo que juega un papel importante en la cicatrización de heridas, contribuye a la reparación de encías, vasos, huesos  y dientes; importante en la metabolización de grasas. Está presente en alimentos como hortalizas, leche de vaca, cítricos, carne, nabo, pimiento verde.

Ahora, lo que conocemos como Complejo B  está compuesto por diversas sustancias frágiles importantes principalmente para la metabolización correcta de hidratos de carbono, algunas de las que mencionaremos son:

– Vitamina B1: o tiamina, papel importante en la metabolización de lípidos. También contribuye con el estado de ánimo, ayudando a contrarrestar problemas de ansiedad, depresión e irritabilidad. Presente en germén de trigo, legumbres, vísceras, vegetales verdes, avena, tocino.

– Vitamina B2: o riboflavina. Principalmente contribuye a un buen mantenimiento de las membranas mucosas. Presente en leche, queso, huevos, legumbres. Algo importante es que ésta vitamina es muy sensible a la luz solar, por lo que es mejor consumir leche que viene en cartones opacos.

– Vitamina B3: o niacina. Indispensable en la salud del sistema nervioso y del cerebro, ya que contribuye en la formación de neurotransmisores. Presente en carne magra, mango, melón, queso y huevos, salvado de trigo.

– Vitamina B12: o cobalamina. Esta no está presente en el reino vegetal. Participa en la regeneración de la médula ósea y glóbulos rojos, mejora la concentración ayudando a una buena memoria y contribuye a aliviar la irritabilidad. Está presente en alimentos de origen animal como carne, pollo, lácteos, huevos.

Como hemos visto, las vitaminas son sumamente importantes para una buena nutrición. Es importante resaltar que todo en exceso es dañino, y el exceso vitamínico puede llegar a ser tóxico. De la misma forma, deficiencia en alguna de las vitaminas puede ser la causante de enfermedades y trastornos. Consulta con tu médico sobre los suplementos vitamínicos adecuados según tu estilo de vida.