Frutas

Razones para incluir plátanos en tu dieta

peeled bananas isolated on white

No puedo menos que poner énfasis en esto: incluir plátanos en tu dieta, además de significar frescura y buen sabor, resulta un compacto listo para el consumo: fuente de azúcares naturales, fibra, potasio, luteína, caroteno, colina, vitaminas solubles en agua y trazas de vitaminas solubles en grasa.

Si nos detenemos sólo en las vitaminas, podemos escribir capítulos enteros ya que en el plátano están presentes muchas y en cantidades más que interesantes. Entre ellas menciono, la vitamina B-6 , vitamina C, vitamina A y vitamina K, además de riboflavina (vitamina B-2), folato (vitamina B-9), niacina (vitamina B-3) y tiamina (vitamina B-1).

Hoy hago foco en la que cobra mayor importancia por su impacto y por las cantidades en que está presente, la vitamina B-6.

La riqueza de la vitamina B-6

Comer un plátano de tamaño relativamente grande proporciona a tu cuerpo una aporte de con 0,5 mg de vitamina B-6. Para una mejor compresión, pongámoslo de esta forma: si eres menor de 50 años de edad, un plátano proporciona aproximadamente el 38 por ciento de la asignación diaria recomendada de vitamina B-6.

¿Por qué es importante la vitamina B-6?

La vitamina B-6 trabaja a nivel de las enzimas en tu cuerpo para promover reacciones metabólicas esenciales que impactan en una función correcta y saludable del sistema inmune, la producción de proteínas y el mantenimiento de azúcar en sangre. La médula ósea utiliza la vitamina B-6 para ayudar en la producción de hemoglobina, la proteína dentro de los glóbulos rojos que –nada menos- es responsable de transportar el oxígeno.