Frutas

Kiwi, una fruta exótica y beneficiosa

kiwi shake

El kiwi es la fruta que más vitamina C posee, incluso más que la naranja. El kiwi es originario de Asia y después pasó a Nueva Zelanda, de donde procede su nombre. Finalmente llegó a Europa en la década de los ochenta, por eso muchos recordaremos cuando comimos esta exótica fruta por primera vez.

Cómo conservarlo y comerlo

El kiwi verde puede conservarse en la nevera durante al menos dos semanas, mientras que el amarillo un poco menos. Si queremos que no madure muy rápido debemos aislarlo de otras frutas.

La forma más común y rápida de comerlo es partirlo en dos y tomar su contenido con la ayuda de una cuchara. Mucha gente opta por pelarlos y cortarlos en rodajas, aunque también podemos añadirlos a tartas, postres, cócteles, sorbetes, ensaladas…

Propiedades beneficiosas

El kiwi es rico en vitamina C, una de las más importantes, ya que contribuye a reforzar las defensas del organismo y estimula el sistema inmunológico, por lo que se recomienda en casos de resfriados.

El kiwi es la única fruta que contiene actinidina, una encima proteica soluble que facilita la digestión, ya que nos ayuda a digerir las proteínas. Además también aporta ácido fólico, ideal para las embarazadas.

También es una fruta rica en fibra que mejora el tránsito intestinal, por eso muchas personas lo toman cada día para completar la ingesta de fibra necesaria.

El kiwi apenas aporta calorías, alrededor de sesenta por cada pieza de fruta, por lo que nos ayuda si estamos siguiendo una dieta para adelgazar o queremos mantener el peso. Su bajo índice glucémico consigue que el cuerpo no asimile tan deprisa los hidratos de carbono y que la glucosa se libere en el flujo sanguíneo de forma parcial. Como consecuencia, quemamos las grasas más fácilmente y conseguimos una deseable sensación de saciedad.