Proteinas

La anemia, cómo combatirla

la-anemia-como-combatirla-150x150

La anemia se caracteriza, normalmente, por una debilidad en los glóbulos rojos. La ausencia de hierro solía considerarse como la causa principal de esta enfermedad, pero se ha investigado sobre el tema y se ha llegado a la conclusión de que son los folatos los que más inciden en la gravedad de la anemia.

Los folatos son los componentes que tienen los alimentos que ayudan a la creación de los glóbulos rojos en la sangre. Si no tenemos folatos, que obtenemos del ácido fólico, no será posible que nuestro organismo refuerze la sangre correctamente.

En algunos casos tenemos folatos suficientes pero un cambio en la dieta por motivos laborales o, por ejemplo, por la llegada del verano, puede convertirse en una bomba de tiempo. En cuatro meses desarrollaremos la anemia.

Los folatos están en todos los alimentos, pero es importante reseñar que hay algunos que nos “quitan” esta sustancia. Se trata de los embutidos, la nata, la leche condensada, la bollería y las bebidas alcohólicas. En todos estos casos sólo engañamos al cuerpo al creer que estamos tomando algo positivo y lo único que tomamos es una mínima cantidad de folatos.

Estos alimentos siempre han de tomarse lo menos posible y en pequeñas cantidades. El resto de lácteos, carnes (a ser posible magras), las bebidas (refrescos, zumos naturales, cerveza sin alcohol y vino con moderación), la levadura de cerveza, el germen de trigo y el pan integral son fuentes fundamentales para mejorar nuestro nivel de ácido fólico. Recuérdalo.

 

  • Pingback: ¿Más cansada de lo normal? Quizás te falte hierro » Blog Ellas